Terapia familiar sistémica

La Terapia Familiar es un enfoque terapéutico que trata de resolver los conflictos o problemas humanos formados dentro de su propio sistema relacional (individual, familiar, escolar, laboral…). Los métodos y técnicas empleados ayudan a descubrir habilidades y recursos que las personas ya poseemos y a ponerlas en práctica para superar situaciones difíciles.
El trabajo psicoterapéutico está dirigido hacia el presente y el futuro desde una perspectiva pragmática, con el fin de favorecer la autonomía e independencia de las personas, así como el control de los cambios a lo largo de todo el ciclo vital. Puede ser beneficioso tanto para niños y para adolescentes, como para adultos o mayores.
Sin perder de vista la globalidad del sistema o contexto concreto con el que se esté trabajando, el terapeuta familiar en colaboración con el paciente/usuario puede elegir o sugerir, ver a todos los miembros de la familia en la misma sesión, a algunos, o solo a uno de ellos.
La duración media de un tratamiento suele ser de 1 a 20 sesiones de 60’ aprox. cada una, pero siempre en función de cada caso particular, de las metas a alcanzar y de las circunstancias que vayan surgiendo a lo largo del tratamiento, se irán ajustando tanto la frecuencia de los encuentros como su número.
Superar patrones poco saludables o desadaptativos de conducta, cambiar lo que nos produce dolor, malestar, ira, rabia, angustia, enfado… es posible y más fácil con ayuda de un profesional de la psicología y la terapia familiar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies